Eduardo Sotillos "Entre el periodismo y la politica"





                Eduardo Sotillos


Su paso por televisión – desde 1975 - está asociado fundamentalmente con los servicios informativos. En Televisión española le correspondió estar al frente del Telediario durante la Transición, un periodo especialmente interesante desde un punto de vista informativo.
En 1981 fue nombrado Director de Radio Exterior de España y de RNE, cargo que ocupó durante unos meses. Seguidamente fue nombrado director de la publicación La Tribuna Vasca.
Tras la victoria electoral en las elecciones de 1982 del Partido Socialista Obrero Español, del que era miembro desde 1979, Felipe González lo llamó para integrar parte de su primer Gobierno, en el que ejerció funciones Portavoz con rango de Secretario de Estado hasta 1985.



Miguel Esteban---- ¿Podría usted contarnos un poco de su vida y actividad literaria?

    Eduardo Sotillos----Comencé a hacer periodismo con veinte años, hace casi sesenta, simultáneamente a los estudios de Ciencias Políticas. He dirigido un periódico-Tribuna Vasca-Radio Nacional y Radio Exterior, y dos Telediarios de TVE. He escrito centenares de crónicas desde Lisboa y he publicado incontables artículos y entrevistas en abundantes medios nacionales como Interviú ,El Siglo o TEMAS. También en medios digitales.
Soy autor de “1982, el año clave” y colaborador en varios libros colectivos.

Miguel Esteban----¿Cuáles son los retos que se le plantean a los nuevos periodistas?


Eduardo Sotillos-----Conseguir una buena formación, que incluye el dominio de algún idioma extranjero, asegurarse de tener vocación,y una cierta osadía para encontrar el primer empleo.

Miguel Esteban--- ¿Crees que el futuro de la profesión pasa inevitablemente por Internet? ¿Y por las redes sociales?

Eduardo Sotillos-----No. Los medios convencionales van a seguir existiendo, al menos en el horizonte temporal de esta generación. Lo que es cierto es que hay que adecuar los contenidos al uso de esta nueva caja de resonancia de las ideas, con un lenguaje multidisciplinar. Las redes sociales son otro canal complementario, de una potencialidad aún no evaluable como medio de comunicación profesional.

Miguel Esteban----¿Cómo las utilizas tú? ¿Se puede compaginar el uso profesional con el uso personal?

Eduardo Sotillos----Mi uso de las redes es ajeno a mi actividad profesional, aunque inevitablemente los temas que comparto son muy mayoritariamente cuestiones socio-políticas, desde mi visión periodística.

Miguel Esteban---¿Cómo pueden beneficiarse los periodistas del uso de las redes sociales?

Eduardo Sotillos----Son un magnífico modo de potenciar una firma y estimular que se siga al autor en los medios en los que colabora.


Miguel Esteban---¿Es renovarse o morir? Si el periodista no se adapta al uso de las redes sociales… ¿está acabado?

Eduardo Sotillos----No. Pero renunciará a que le conozca un sector de la sociedad muy importante.

Miguel Esteban----¿Por qué crees que algunos medios limitan su uso entre los periodistas?

Eduardo Sotillos----Supongo que para no contribuir a una competencia indeseada.

Miguel Esteban---¿Puede uno vivir de su proyecto periodístico en Internet? ¿Es eso posible?

Eduardo Sotillos----Creo que usted conoce mejor que yo esta respuesta.Pero es evidente que los medios exclusivamente digitales alcanzan una gran expansión y compiten con ventaja con algunos medios tradicionales. Ya son empresas considerables,con ingresos publicitarios estimables.


Miguel Esteban----¿Cuáles fueron los retos a los que se enfrentó a la hora de montar la redacción digital?


Eduardo Sotillos----No he tenido esa experiencia.

Miguel Esteban---¿Está de acuerdo con la idea de que el futuro del periodismo está sólo en Internet?

Eduardo Sotillos----No. La Radio y la Televisión siguen siendo referentes para la actividad periodística, y se están acomodando para aprovechar también, digo también, las potencialidades de Internet. La prensa escrita es el medio más afectado, pero sobrevivirá. Al menos, es mi apuesta, tras la experiencia del libro frente al e-book.

Miguel Esteban---¿Considera entonces que es necesario un modelo de negocio en el que se cobre también por acceder a determinados contenidos en Internet?

Eduardo Sotillos----Será inevitable. De hecho, cada día se va suprimiendo más el “gratis total”

Miguel Esteban---¿Crees en la figura del periodista ciudadano?

Eduardo Sotillos----Si eso quiere decir que cada persona que comparte un hecho o una opinión en las redes es un periodista, rotundamente, no. Y ese es precisamente el gran riesgo para una sociedad que se cree informada, y es víctima de cualquier disparate multiplicado sin contrastes profesionales.

Miguel Esteban---¿Qué cualidades son propias del periodista y no deben cambiar, trabaje para el medio que trabaje?

Eduardo Sotillos----El rigor en la elaboración de los textos o las imágenes. El respeto al consumidor de su trabajo. El conocimiento de las técnicas expresivas. Una constante formación y una infinita curiosidad por todo lo que muta a su alrededor.

Miguel Esteban----¿Cómo era tu día a día en la redacción?


Eduardo Sotillos----He trabajado en muy distintas redacciones…He obedecido y he mandado. No tiene mucho que ver la redacción de un diario, una agencia, un semanario o unas emisoras. Creo que es bueno tener reuniones de trabajo al iniciar la jornada para evaluar la actualidad y seleccionar los temas con aportaciones colectivas. Añoro la figura del redactor jefe, y, como broma, el olor del tabaco, el teclear de las máquinas de escribir y las botellas guardadas en la cajonera.

Miguel Esteban---¿Cómo ves el futuro de la profesión periodística a corto y medio plazo?

Eduardo Sotillos----Con preocupación, como se desprende de mis con testaciones anteriores. Hay una precarización en las retribuciones muy evidente, que comporta una baja en el nivel de exigencias. Y mucha confusión al considerar periodista a cualquiera que asoma su rostro por una pantalla. Tendremos que aprender a distinguir entre comunicador y periodista. Y desde luego, acabar con la costumbre de trabajar gratuitamente en cualquier medio, por pura vanidad, hurtando así la posibilidad de encontrar un puesto de trabajo a quien ha optado por esta profesión.
Nadie espera un trabajo gratis por parte de un fontanero o un arquitecto. Pero sí de un periodista. Y eso contribuye a penar que cualquiera puede serlo.


Comentarios

  1. Buena entrevista y magnificas contestaciones. Formas parte de la historia sobresaliente de la comunicación de España, te felicito por tu larga trayectoria y seguir en la "trinchera". Un abrazo

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares