Chema Blanco Ledesma "Vivimos en un mundo conectado"





                             Chema Blanco Ledesma

Miguel Esteban--- -¿Cuáles son los retos que se le plantean a los nuevos periodistas?

Chema Blanco Ledesma----Estamos viviendo un cambio de paradigma que no sabemos a donde nos va a llevar pero de lo que estamos seguros es de que transformará la forma en que nos comunicamos. El principal reto es estar a la altura y saber adaptarse.a todos esos cambios.



Miguel Esteban--- ¿Crees que el futuro de la profesión pasa inevitablemente por Internet? ¿Y por las redes sociales?

Chema Blanco Ledesma----Sin lugar a dudas. Vivimos en un mundo conectado y eso ya no tiene marcha atrás. Hoy la conversación está principalmente en las redes sociales y ahí tiene que estar el periodista para participar en ella, ya sea en las actuales o en lo que deriven en el futuro.



Miguel Esteban--- ¿Cómo las utilizas tú? ¿Se puede compaginar el uso profesional con el uso personal?

Chema Blanco Ledesma----Hay quienes piensan que se puede separar la esfera personal y la profesional pero yo creo que van unidas. Uno es lo que es dentro y fuera de la relación o de la pantalla. No se puede poner el traje de “neutral” o “independiente” cuando se ejerce el periodismo y ser fanático o forofo cuando no. Además, el periodista lo es siempre como sucede en otras profesiones. Y su marca personal es la que emite las 24 horas del día en el escenario en que lo haga.



Miguel Esteban--- ¿Cómo pueden beneficiarse los periodistas del uso de las redes sociales?

Chema Blanco Ledesma----El principal beneficio es la comunicación. Participar en la conversación con la gente. Hay quienes lo hacen únicamente para hablar y contar sus cosas pero comunicarse es tanto hablar como escuchar lo que se está diciendo. Las redes sociales son una riada constante de información de todo tipo, de documentación, de orientación, de formación, de mejora… es manantial interminable y tan interesante y abundante como lo sean las fuentes a las que sigas y de las que bebas.



Miguel Esteban--- ¿Es renovarse o morir? Si el periodista no se adapta al uso de las redes sociales… ¿está acabado?

Chema Blanco Ledesma----El periodista, como cualquier profesional, debe ir con sus tiempos pero en el caso del periodista aún más porque no se entiende el periodismo que no esté pegado a lo que pasa en su entorno. Hoy son las redes sociales pero ya está aquí la Inteligencia Artificial, la Realidad Aumentada y Virtual, el Blockchain… que van a cambiar radicalmente el periodismo. Quien no se suba al caballo no estará en la carrera.

Miguel Esteban---- ¿Por qué crees que algunos medios limitan su uso entre los periodistas?

Chema Blanco Ledesma----Hay medios que siguen pensando que la noticia es lo que deciden ellos que lo sea, sin caer en la cuenta de que ya no tienen la propiedad exclusiva de decidir. Hace años, lo que no salía en los medios de comunicación no existía. Hoy hay mecanismos para que circule con independencia y se convierta en la cuestión de la que habla todo el mundo. Yo comprendo que es difícil para algunos aceptar esa realidad y a veces se creen que con cerrar los ojos es suficiente para pensar que eso no existe, pero no se puede tapar el sol con un dedo. Y en esa idea de cerrar los ojos, cierran también la posibilidad de que sus periodistas estén en contacto con la calle. Eso sin olvidar que determinados medios están acostumbrados a limitar lo que puedan o no decir “sus” periodistas y se creen con ese derecho para poner esos límites también fuera de las redacciones.

Miguel Esteban--- ¿Puede uno vivir de su proyecto periodístico en Internet? ¿Es eso posible?

Chema Blanco Ledesma----Hay casos muy exitosos que lo están haciendo y muy bien, no solo en cuanto a resultados económicos si no hasta convertirse en referencias de lo que pasa.

Miguel Esteban---- ¿Está de acuerdo con la idea de que el futuro del periodismo está sólo en Internet?

Chema Blanco Ledesma----Sería muy osado asegurar eso. Hace veinte años no existía internet y nadie podía sospechar que estaríamos donde estamos ahora. ¿Cómo podemos atrevernos a predecir lo que sucederá de aquí a otros veinte? Que todo parece indicar que internet y lo que lo rodea es esencial no hay duda, pero hay muchas formas de desarrollar el periodismo y todas son importantes. Además, mientras el mundo se transforma será necesario contar esa transformación con las herramientas que haya en cada momento.

Miguel Esteban--- ¿Considera entonces que es necesario un modelo de negocio en el que se cobre también por acceder a determinados contenidos en Internet?

Chema Blanco Ledesma----Hay casos en los que es mixto y parece dar resultados. Supongo que hay quienes están dispuestos a pagar por un periodismo de calidad, aunque no sean muchos, y otros a los que hay que llegar teniendo acceso gratuito. No es fácil que la gente entienda que cuando no pagas por la información otros lo hacen por ti, bien con publicidad y formando parte de los Consejos de Administración, y se lo cobran de una forma u otra, a menudo podando las verdades.

Miguel Esteban--- ¿Crees en la figura del periodista ciudadano?

Chema Blanco Ledesma----Que los ciudadanos participan en el proceso de creación o difusión de la información eso es un hecho y que estamos ante un nuevo paradigma es indiscutible. Diferente es que se considere periodista a toda persona que cuente lo que pasa. En ese sentido es cada vez más necesaria la función del periodismo que ordena, amplia, contrasta y da sello de credibilidad a lo que se difunde. Pero ojo, ni se puede despreciar a quien valiéndose de estas herramientas accesibles, gratuitas e inmediatas ofrece ofrece un producto riguroso que acaba ganando adeptos a base de credibilidad, ni se debe caer en el egocentrismo periodístico de que el periodista es el único capacitado para ser el canal de difusión. Tan cierta es la democratización del periodismo y la horizontalidad de este proceso, como que el periodista ahora está más vigilado que antes, que ya no es el único que habla y que, además, lo que dice puede ser criticado, rebatido o denunciado con más facilidad que antes.

Miguel Esteban--- ¿Qué cualidades son propias del periodista y no deben cambiar, trabaje para el medio que trabaje?

Chema Blanco Ledesma----La que bajo mi punto de vista ha sido el hilo conductor del buen periodismo es la honestidad. Lo es independiente de las herramientas que se usen. Esa honestidad va más allá de la independencia, que no existe, o la neutralidad, que no debe existir, y es la herramienta que debe blandir el periodista para escribir o contar las historias así como relacionarse con su entorno y hasta con el medio de comunicación con el que trabaje.

Miguel Esteban--- ¿Crees que todavía los periodistas de papel miran con recelo al periodismo que se hace en Internet?

Chema Blanco Ledesma----De todo hay en todos los sitios. Seguro que los hay como ha sucedido a lo largo de la historia con otros cambios que parecían ser el final y no hicieron más que abrir nuevas y apasionantes etapas. Hay quienes lo miran con recelo sin duda y otros como una gran oportunidad.

Miguel Esteban--- ¿Cómo era tu día a día en la redacción?

Chema Blanco Ledesma----Es complicado resumir esto en pocas palabras. A lo largo de mi más de veinte años de ejercicio, tanto en prensa escrita como en radio, he desempeñado diferentes labores en cada una de ellas el día a día era diferente. En ese espacio de tiempo he pasado de las linotipias a las pantallas, así como de estar “atado” a la redacción durante horas, incluso avanzada la noche, a poder realizar el trabajo desde cualquier sitio y de forma inmediata. Esto es un cambio radical que ha modificado no solo la forma de trabajar si no el trabajo mismo y por lo tanto el resultado final.

Miguel Esteban--- ¿Cómo ves el futuro de la profesión periodística a corto y medio plazo?

Chema Blanco Ledesma----Si algo han enseñado las dos últimas décadas es que el cambio es permanente y que en el futuro además serán mas rápidos. El periodista debe saber adaptarse. Como en la historia de la humanidad misma, sobrevive el que mejor capacidad de adaptación tenga. Lo esencial seguirá. El periodista es necesario para informar al resto de las cosas que ocurren. Con qué herramientas y como lo haga lo dirá el transcurso de los acontecimientos, pero cada vez se hará más necesario la figura del periodista que de sello de credibilidad, que filtre entre toda la avalancha, lo que es cierto o no. En un mundo en el que uno de los principales problemas son las noticias falsas, el periodista debe ser el garante de la credibilidad y no entrar en el juego de captar “clics” para vender publicidad a costa del prestigio. Si se pierde esa diferenciación, el periodismo será prescindible. Y, lo que es peor, como ciudadanos estaremos indefensos.



Comentarios

Entradas populares