Grattiani Rosalba "Musiker. El vendedor de instantes"









Miguel Esteban---- ¿Podría usted contarnos un poco de su vida y actividad literaria?

Grattiani Rosalba---- Soy un fruto otoñal asturiano que pasó su adolescencia en los setenta.
Llevo escribiendo desde que fui capaz de coordinar ideas y registrarlas en palabras. Por aquel entonces tan solo pequeños relatos infantiles y letras de pequeñas canciones sin importancia y propios de la edad.
La música está de una u otra forma presente en casi todo lo que escribo, tal vez porque siempre ha estado ligada a mi existencia de uno u otro modo desde los seis años, la poesía fue, por sus características intrínsecas, lo más atrayente para mí desde el principio.
Creo que la literatura se basa más en la forma o estilo, que es lo que marca la diferencia y confiere la impronta del escritor, que en el propio mensaje.
En la poesía, la forma hace volar la imaginación permitiéndome jugar con la ambigüedad y la subjetividad del lector. El juego de tratar los sonidos de las palabras consigue que mensajes sin apenas trascendencia se conviertan en atractivos y me permiten que los cargados de emotividad resulten un reto al tener que elegir entre los distintos vocablos para descartar los que resultan casi prohibitivos a mi inteligencia estética-estilística.
Como todo escribidor, tengo unas cuantas obras inacabadas, y otras terminadas que nunca verán la luz por diversos motivos.
Hace pocos años que me decidí a dar a conocer algunos de mis escritos, recopilando pequeños poemas y haciendo compendios.
Actualmente escribo en una página de Facebook abierta a todos.

Miguel Esteban-- ¿Cuáles fueron sus primeros autores que le influyeron ?

Grattiani Rosalba----LA ODISEA (Homero) y por su complejidad: LOS PILARES DE LA TIERRA (Kent Follett), que leí en un mes de vacaciones de verano hace muchos años de un tirón. No me imagino afrontando una obra de tal envergadura. Lo mismo me sucede con EL QUIXOTE. Hay mucho que aprender de nuestros antepasados. Hoy es todo más líquido.


Miguel Esteban-- ¿Cómo definiría a sus novelas ?

Grattiani Rosalba---- Humanas. Intentan aportar visiones distintas a lo convencional o más común, perspectivas menos tratadas. Ni siquiera me atrevería a denominarlas novelas, por el respeto que tengo a algunas que he leído, y menos clasificarlas en subgéneros.

Miguel Esteban-- ¿Cree que el escritor “evoluciona” en su escritura?

Grattiani Rosalba---- Aunque tu impronta esté de una u otra manera en lo que escribes, disponer de nuevas herramientas y ladrillos en las zapatas de tu edificio intelectivo hace que varíe tu forma de comunicar.
Hoy todos intentamos que la escritura sea asequible a más lectores. se tiende a la simplicidad. También es cierto que cada vez hay menos comprensión lectora y hay que adaptarse. Cuando leo autores clásicos a mí me ocurre lo mismo. Falta código y sin él no hay comunicación posible.


Miguel Esteban-- ¿Cómo ha cambiado su lenguaje a lo largo de los años?

Grattiani Rosalba---- En poesía experimento constantemente. Eso es algo que engancha a mi creatividad. Desconozco dónde está el límite. Sí es cierto que cuando se juega demasiado se puede derrumbar la comprensión.

Intento publicar lo menos experimental. Todos sabemos que los poemas son tan ambiguos y subjetivos como los horóscopos de un periódico. En realidad la poesía la hace el autor y la crea el lector.

Miguel Esteban-- ¿Cómo siente que un escrito está terminado y cómo lo corrige?

Grattiani Rosalba---- De distinta manera en la escritura narrativa y la poesía.
En la poesía. Surge la idea y fluye casi automática. Las palabras apropiadas se colocan como un Tetris en mi mente. Solo corrijo estructura al acabar, o cuando hay algún lapsus en la búsqueda de una palabra que realce la sonoridad. Hay vocablos que son de extrema dureza sonora.
Tiene que haber coherencia y debo notar belleza estética. Las frases sueltas y luego colocadas a mí no me funcionan. Es lo que leo en esos poemas que carecen de sentimientos, pura mecánica, casi de corta y pega. Faltos de calidez humana. Leo muchos en las redes y me parecen ficticios, falsos.
Al novelar o relatar escribo dando forma a una idea. Esta se retroalimenta de los conocimientos que voy obteniendo sobre ella. Los personajes marcan su camino. Se separan y vuelven a él forzados por el esquema previo que sirve de guía. Son muchos los datos con los que se cuenta por lo que la memoria a corto plazo solo sirve durante varios días. Cada cierto tiempo se deja posar y se relee para ver la coherencia en la cadena de acontecimientos, la velocidad o lentitud de estos y correcciones en estilo y forma. Frases de los personajes y nivel de dificultad de comprensión. El lector no es tonto, pero no le gusta leer con un diccionario al lado. El contexto debe ayudarlo a interpretar las palabras que desconoce. Los hechos deben parecer reales, como si hubiesen ocurrido de verdad, mejor si parece que están ocurriendo en ese instante.
Sé que he terminado la obra cuando al releer sientes un golpe de satisfacción en tu interior. En ese preciso momento.
Ese golpe interior me avisa también de la culminación de una escena dentro de la obra, o cuando encuentras la solución a un bloqueo en un mal día, que para escribir suelen ser muchos. Quien escribe sin duda me entenderá.
Lo importante para mí es ponerse, aunque no apetezca, todos los días y en cualquier parte. Hoy se puede hacer gracias a la tecnología.

Miguel Esteban-- ¿Cuál es el fin que le gustaría lograr con su novela?

Grattiani Rosalba---- No tengo metas. No tengo cimas que alcanzar en la literatura, salvo para crecer interiormente. No me considero buen escritor. Hoy escribe mucha gente. Incluso yo. Los mejores son casi desconocidos para el gran público. Cierto es que en el mundillo literario el mejor es el que más vende, al menos para las editoriales que buscan siempre el filón del autor más que la obra. Vende el más mediático.
Le aseguro que he leído escritos en las redes que me han dejado helado. Gente magnífica. Hoy la literatura carece de grandes pretensiones por sí sola. Tiene que competir con el mundo de la imagen que es más visual y necesita menos comprensión intelectiva. El ser humano se ha vuelto cómodo y quiere que se lo den casi todo pensado. El cine y la televisión cumple con esas expectativas con creces. Cierto es que siempre necesitarán guionistas.

Miguel Esteban--¿Qué lugar ocupa, para un escritor como usted, las lecturas en vivo?

Grattiani Rosalba---- He participado en festivales internacionales de poesía en varias ocasiones. Los propios autores son lectores de sus obras y la mayoría de su público, lo que forma círculos endogámicos culturales, buenas relaciones sociales y coadyuva a la difusión y apoyo entre los que tienen metas afines y similares objetivos.
Lo cierto es que muchos escritores parece que están leyendo poemas o escritos ajenos, lo que desluce notablemente sus obras. Siempre pienso que es como si un compositor excelente interpreta muy mal una obra musical. Si no eres buen cantante o instrumentista, mejor que la haga sonar otro.

Luego se adornan los actos con músicos que intentan hacer más ameno el evento con instrumentos que acompañan los entreactos y rompen la monotonía. En estos casos vocalizan las obras con una música de fondo que dista mucho de ser la adecuada para la obra. Es como si un bailarín bailase con otra música.
En momentos así llego a la opinión que es mejor que el lector lea las obras en soledad y disfrute de su subjetiva apreciación de la obra, porque muchas tienen un nivel excelente y salen perjudicadas. Si bien es cierto que no siempre es así, es lo más cotidiano. El público de estos actos pocas veces es objetivo por lo que por su respuesta no es posible juzgar el resultado.
La verdad es que cuando se acierta en la vocalización o declamación y se consigue compenetrar con el tempo, el modo armónico, las cadencias, los silencios y la fuerza de la tensión musical resulta cuasi operístico siendo algo totalmente distinto a la ópera.

Miguel Esteban--- ¿Qué opina de las nuevas formas de difusión de la palabra, ya sea en páginas de Internet, foros literarios cibernéticos, revistas virtuales, blogs etc?

Grattiani Rosalba---- Todo es positivo. La mayoría de las personas no leerían jamás una obra de no ser por la difusión de estos medios y muchos nunca publicarían de no ser por ellos. Todo tiene un coste en tiempo que nunca será compensado más que con la autosatisfacción de ser leído.


Miguel Esteban-- ¿Podría recomendarnos una novela de otro autor que le haya gustado mucho?

Grattiani Rosalba---- No me atrevo a dar solo una. Son muchas. Algunas de escritores de novela relevantes y actuales por el propio valor y calidad de sus autores: Zafón, Reverte,… y tal vez por conjugar un enfoque pedagógico: EL MUNDO DE SOFÍA (Jostein Gaarder).
Por cierto, un autor que desconocía y que me ha encantado por su sorprendente esencia poética, mucho más que un simple escritor, es Alejandro Céspedes, que está en reciente promoción por Asturias.



Miguel Esteban-- ¿Qué libro está leyendo en la actualidad?

Grattiani Rosalba---- Estoy en una etapa en la que priman las Biografías.
En mi mesita tengo actualmente, entre otros, VIDA Y OBRA DE JOVELLANOS (José Miguel Caso González), que tenía pendiente desde el verano; y BIOGRAFÍA DE BEETHOVEN (Difusora cultural J.R.S.A.).

Miguel Esteban-- ¿Qué consejos le daría a un joven escritor/escritora que se inicia en este camino de la literatura?

Grattiani Rosalba---- Considero que pretender ser mejor que los demás en cualquier campo es un absurdo. Lo importante es ser mejor en algo de lo que lo eras ayer, lo que se consigue con la práctica y con las habilidades innatas que nos vienen dadas ‘de fábrica’. Si es algo que nos gusta, más estimulados estaremos. Si lo hacemos por status, prestigio, o apariencia, fracasaremos antes de empezar. La auténtica magia del ser humano y el fin último en el que deberíamos basar nuestra existencia es hacer algo en la vida que nos satisfaga.
Mejorar en algo es hacer más fácil lo que ayer no lo era.
Quien pretende llegar a las cimas por atajos suele despeñarse.
Al coronar una cima aprendes que solo era una cima más, y que tras ella hay otras más altas que podrás iniciar con la experiencia conseguida en esta última.
Lo importante no es llegar a lo más alto, es que los que te vean subir crean que puede ser posible con esfuerzo y dedicación.
Opino que quien te venda que todo se puede lograr en una vida persiguiendo sueños debería pagar por esa irresponsabilidad. Hay quienes necesitaríamos muchas vidas para lograrlo.
No existe el fracaso. Existe la enseñanza de no lograr lo que queremos por no utilizar caminos adecuados coyunturalmente.

 En la historia se han escrito, como decía Borges, cosas excelentes, mejorarlas es un reto difícilmente superable.
Leer lo bueno ayuda y se vislumbra desde el primer párrafo qué lo es.
Creo que por mucho que se lea, es difícil escribir y hacerlo creíble, sin vivencias y experiencias.


Miguel Esteban---¿Cómo ve usted actualmente la industria editorial?

Grattiani Rosalba---- Conozco a editores que empezaron haciendo una apuesta arriesgada por autores desconocidos y con el paso del tiempo han ido creándose un espacio en el mercado. Otros tuvieron que dejar su labor.
El mercado del libro hoy es más de autor que de obra, tal vez lo fue siempre, pero si el autor vende esa es la apuesta, no importa si lo que hace es o no bueno. Luego hay editores que tienen en gran valor el papel, venden papel, no contenido.
El abaratamiento de la edición y reproducción hace posible la autoedición, casi para amigos y conocidos por compromiso personal y familiares.
Hay editoriales que sobreviven con el formato de autores y sus círculos cercanos. Con muchos pocos hacen un mucho.
Hoy la venta por internet puede salvar a un autor y si maneja los mecanismos del posicionamiento en redes conseguirá vender descargas en múltiples plataformas. Tal vez funcione mejor en estos casos ser desconocido que conocido para que el lector sea más objetivo con las obras.
De todas formas, nunca fue tan fácil escribir y publicar como lo es hoy. Y nunca un autor tuvo tantas posibilidades de difundir su obra por el mundo. Los que manejan el mercado lo saben y están a la expectativa de los más vendidos.
Hoy es el autor y su marca personal lo que se valora a nivel editorial. La editorial solo tiene que captarlo ya auto-catapultado después de que él haya hecho todo el trabajo.
Es cierto que hay muchísima competencia y no solo a nivel local.
Suerte a todos. Que vuestros sueños se cumplan, y si no, por lo menos lo habéis intentado y aprendido de la experiencia.

Miguel Esteban-- ¿Qué libros ha publicado ?

Grattiani Rosalba----Mis mus-as-turianas (Poesía)
Musiker (Novela)



Miguel Esteban-- ¿Cuál es la pregunta que le gustaría que le hubiera hecho y no le he hecho?

Grattiani Rosalba----¿Por qué has querido hacer esta entrevista?
Porque me lo has pedido tú, Esteban.
Porque eres una gran persona.
Porque haces mucho bien a la cultura.
Porque eres un gran activista cultural,
y porque te conocí en la calle cuando iba a entrar en una librería a hacer una presentación y sin ninguna pretensión mutua, lo cual es un buen augurio siempre.










 

Comentarios

Entradas populares