Abraham Agüera Blanco "Y Las reliquias del silencio"


          Abraham Agüera Blanco con Miguel Esteban Torreblanca en el Hotel de la Reconquista                                                                             realizando la entrevista


Miguel Esteban--- ¿Podría usted contarnos un poco de su vida y actividad literaria?

. Abraham Agüera Blanco-----Bueno, pues la verdad es que mi vida y mi actividad literaria discurren por márgenes muy alejados entre sí, porque mi tiempo libre está ocupado en su mayor parte por las actividades que se me van presentando como padre que soy de un niño de corta edad. Mi día a día trata de conciliar con éxito la vida laboral y familiar.“Mi actividad literaria”es lo poco que me queda cuando apago las luces de casa y todo se queda en silencio. Escribo poco, y a la carrera (la mayor parte de las veces en servilletas de cafetería), y leo bastante menos de lo que debería, pero no me quejo. Me gusta vivir los momentos con la intensidad que se merecen, y ahora estoy más centrado en mi familia que en mis personajes. En esta vida no hay nada excluyente por completo, así que no me agobio, y escribo al ritmo que puedo. Cada cosa a su debido tiempo.

Miguel Esteban--- ¿Cuáles fueron sus primeraos autores que le influyeron ?

. Abraham Agüera Blanco---- Aquí habría que diferenciar en qué momento de mi vida ejercieron su influencia. Está claro que yo, como la mayoría de personas que se asoman a la literatura por primera vez, amé y admiré a los grandes clásicos de la literatura juvenil: Emilio Salgari, Julio Verne... Con el paso de los años descubrí las novelas de misterio (mi madre devoraba las novelas de Agatha Chritie). Arthur Conan Doyle, Edgar Allan Poe... La llegada de los autores nórdicos de novela negra me introdujo en ese género, en mi etapa de adulto, y en la actualidad podría citar como autores míos de cabecera a Lorenzo Silva, Daniell Woodrell, John Connolly, Henning Mankell...


Miguel Esteban---- ¿Cómo definiría a sus novelas ?

Abraham Agüera Blanco---- Definirse a uno mismo sin resultar arrogante es un poco difícil. Yo diría que mis novelas son directas, trepidantes y cargadas de acción. No puedo evitar que tengan un toque de “mala leche”, lo admito; pero siempre procuro que sea el lector el

que vaya tomando partido a favor o en contra de las situaciones que se van planteando a lo largo de los nudos narrativos.


Miguel Esteban--- ¿Cree que el escritor “evoluciona” en su escritura?

. Abraham Agüera Blanco----Está claro que el autor evoluciona siempre que trabaje. Eso implica arriesgar, salir de la zona de confort y ponerse a prueba una y otra vez, aunque eso implique reinventarse. Si un autor no es capaz de crecer y evolucionar es que no está haciendo bien su trabajo.

Miguel Esteban----¿Cómo ha cambiado su lenguaje a lo largo de los años?

. Abraham Agüera Blanco----Eso no sabría decirlo. El lenguaje narrativo depende en gran medida de lo que uno quiera transmitir, y yo no soy de los que abundan en excesos decorativos. Me gusta hacer uso de un mensaje sencillo y directo, casi carente de fórmulas efectistas y estéticas. Podría decir que lo que posiblemente haya cambiado sea mi manera de hacer uso de ese lenguaje, porque con el paso de los años uno se va haciendo más reflexivo, y eso se traduce en textos más elaborados, más documentados.

Miguel Esteban--- ¿Cómo siente que un escritor está terminado y cómo lo corrige?

. Abraham Agüera Blanco---- Yo creo que mis escritos jamás están terminados por completo, porque sus personajes me persiguen de por vida. Es una opinión totalmente personal. Habrá escritores que son capaces de ponerle fin a una novela y olvidarse de ella para siempre iniciando otro proceso. Yo no soy de esos. A mí siempre que queda ese resquicio por el que se escapan las dudas. Las correcciones las dejo para mi círculo de confianza. Ellos son mis mayores críticos.

Miguel Esteban--- ¿Cuál es el fin que le gustaría lograr con su novela?

Abraham Agüera Blanco---- La finalidad de una novela, en esencia, es la de hacer llegar la voz del narrador a un extraño capaz de cuestionarlo todo. No hay un fin más apoteósico (en mi opinión) que el ser capaz de convertir a ese lector en un cómplice improvisado, de transportarlo a una realidad diferente. Esa evasión de su propia realidad es muy, muy difícil de hacer efectiva cuando no se escribe bien.

Miguel Esteban---- ¿Qué lugar ocupa, para un escritor como usted, las lecturas en vivo?

Abraham Agüera Blanco----Hombre, en lo que a mi respecta estoy más que interesado en que mis lectores lo hagan ahora que aún estoy vivo. Hay muchos escritores que no han podido disfrutar de ese privilegio, me temo...

Miguel Esteban--- ¿Qué opina de las nuevas formas de difusión de la palabra, ya sea en páginas de Internet, foros literarios cibernéticos, revistas virtuales, blogs etc?

Abraham Agüera Blanco---- Creo que todo es complementario. Las herramientas están ahí, pero es como todo en esta vida: siempre habrá quien haga un uso adecuado y responsable y quien lo aproveche con malas artes. Internet ofrece una manera muy directa de promocionarse, de darse a conocer, y eso es muy importante.

Miguel Esteban---- ¿Podría recomendarnos una novela de otro autor que le haya gustado mucho?

Abraham Agüera Blanco---- “La muerte del pequeño Shug”, de Daniel Woodrell... Es una lástima que este autor sea tan invisible en nuestro país, porque es una auténtica maravilla. 



Miguel Esteban---- ¿Qué libro está leyendo en la actualidad?

Abraham Agüera Blanco----Estoy leyendo varios a la vez, porque mis períodos de lectura coinciden con mis estados de ánimo. El que más avanzado tengo en estos momentos es uno de Jo Nesbo que se titula “Petirrojo”

Miguel Esteban---- ¿Qué consejos le daría a un joven escritor/escritora que se inicia en este camino de la literatura?

Abraham Agüera Blanco----Los mismos que le daría a cualquier persona: que trabaje, que se forme y que luche por sus sueños. Con un poco más de énfasis le diría que no tema a las críticas, porque gracias a ellas podrá crecer y evolucionar. Creo que el ego es el mayor enemigo al que hay que hacer frente cuando uno se enfrenta a la opinión pública.

Miguel Esteban--- ¿Cómo ve usted actualmente la industria editorial?

Abraham Agüera Blanco----¿Existe? Yo creo que la industria editorial sobrevive a duras penas, lastrada por los mordiscos de la piratería y la intrusión de las plataformas digitales. El relevo generacional apuesta por unas fórmulas de divertimento que dejan un poco aparcadas las fórmulas tradicionales. La industria editorial tiene que competir con la televisión “a la carta”, las redes sociales (Intagram, Facebook, twitter). Se trata de una simple cuestión de oferta/demanda, y en el momento actual creo que esa guerra la tienen perdida las editoriales de antemano, así que lo más sensato es que busquen una fórmula pacífica de convivencia.

Miguel Esteban--- ¿Qué libros ha publicado ?

Abraham Agüera Blanco----Las reliquias del silencio.


Miguel Esteban--- ¿Cuál es la pregunta que le gustaría que le hubiera hecho y no se la he hecho?

Abraham Agüera Blanco----Cualquier pregunta es buena.







Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares